HomeesMedios de comunicación socialCómo manejar la ansiedad causada por las redes sociales

Cómo manejar la ansiedad causada por las redes sociales


Este artículo fue desarrollado a través de una asociación con BetterHelp.

Aunque los beneficios de las redes sociales son numerosos, desafortunadamente, también causan algunos efectos secundarios para la salud mental. La ansiedad ha aumentado mucho en la era tecnológica, y las redes sociales juegan un papel muy importante en esto. A pesar de que las redes sociales fueron diseñadas para ayudar a las personas a conectarse, parecen perjudicar a tantas personas como benefician.

La ansiedad es una desventaja muy común del uso de las redes sociales. Pero ¿por qué es esto? Siga leyendo para obtener más información sobre cómo las redes sociales causan ansiedad y cómo controlar sus síntomas. Si desea obtener más información sobre la ansiedad en general, diríjase al siguiente enlace para leer más:

https://www.betterhelp.com/advice/anxiety/

¿Por qué las redes sociales causan tanta ansiedad?

El uso de las redes sociales ha afectado nuestra salud global, aumentando la depresión, bajando la autoestima y exasperando la ansiedad. Esto se debe a múltiples factores interconectados que son difíciles de evitar cuando se usan las redes sociales con frecuencia. A continuación se presentan las razones comunes por las que las redes sociales causan tanta ansiedad.

Crea una necesidad de aprobación

Obtener me gusta, retuits y comentarios se está convirtiendo en la nueva droga. Tenemos un poco de prisa cuando vemos que a la gente le gusta nuestro contenido, por lo que seguimos produciendo más para obtener la aprobación de la gente. Sin embargo, esto crea un ciclo constante de necesidad de atención y aprobación de extraños, que es difícil de romper. Si nuestro tuit o publicación no obtiene muchos Me gusta, puede causar ansiedad y un sentimiento de baja autoestima.

El último experimento de Pavlov

Todos aprendimos sobre los perros de Pavlov en la escuela. Pavlov fue un psicólogo que popularizó nuestra comprensión del condicionamiento clásico. A través de sus experimentos, demostró que podía hacer salivar a los perros con el sonido de una campana si hubiera habido un patrón consistente de alimentar a los perros cada vez que sonaba la campana. Después de un tiempo, ya sea que la comida llegara o no, los perros todavía salivaban y esperaban su comida.

Algo similar sucede con el uso de las redes sociales. Inicialmente somos recompensados ​​con me gusta, retweets y notificaciones de aplicaciones, lo que nos condiciona a revisar las redes sociales cada vez que recibimos una alerta. Estas alertas nos dan un subidón de dopamina, lo que nos mantiene adictos a las redes sociales. Por lo tanto, cada vez que recibimos una notificación, esperamos una recompensa, por lo que seguimos revisando nuestros teléfonos cada vez que escuchamos un ding.

Si no recibimos una recompensa, podemos experimentar desilusión o ansiedad. O, si recibimos una recompensa, podemos disfrutarla, pero luego permanecer en las redes sociales para leer más actualizaciones o noticias que provoquen ansiedad. Entonces, ya sea que seamos recompensados ​​​​o no, aún perdemos al experimentar una mayor ansiedad.

FOMO

¿Por qué seguimos buscando actualizaciones o noticias? Es porque no queremos perdernos eventos importantes o actualizaciones en la vida de nuestros seres queridos. Tenemos un miedo a perdernos algo (FOMO) que es difícil de aliviar. Las redes sociales nos mantienen conectados como nunca antes, por lo que sentimos que si no nos registramos con frecuencia, nos perderemos actualizaciones importantes o información importante que puede aportar valor a nuestras vidas.

Ciberacoso

Una de las causas más conocidas de la ansiedad en las redes sociales es la creciente amenaza del ciberacoso. Aunque el acoso se asocia principalmente con los niños, el hecho es que el acoso cibernético puede afectar a cualquier persona. El anonimato de Internet hace que sea muy fácil acosar a alguien sin sufrir ninguna repercusión. Muchas personas no pueden ignorar la tentación de amenazar o derribar a alguien, sabiendo que no les pasará nada malo.

Además, las redes sociales han dificultado tener discusiones matizadas sobre política, religión, filosofía y temas similares. Por lo tanto, discutir las opiniones de uno puede convertirse rápidamente en una discusión acalorada. Ser acosado, amenazado o acosado en línea puede causarle ansiedad a cualquiera.

Consejos para gestionar las redes sociales y la ansiedad que provoca

Si vive con ansiedad por las redes sociales, sepa que no está solo. Este es un problema muy común, incluso si pocas personas lo discuten. Afortunadamente, hay algunas formas de reducir sus síntomas, pero implica crear límites con el uso de las redes sociales. Aquí hay algunos consejos para administrar el uso de las redes sociales y la ansiedad que causa.

  • Limite su uso: El consejo más obvio de esta lista es que necesitas reducir el uso de las redes sociales. Si continúa usándolo a su ritmo actual, su ansiedad seguirá siendo constante. Aunque las redes sociales son muy populares, eso no significa que debas estar en ellas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Tómese un descanso y tome un poco de aire fresco. Programe períodos específicos para las redes sociales y manténgase alejado en otros momentos. Tu mente te lo agradecerá.
  • Sea selectivo con los medios que consume: También es importante tener en cuenta el tipo de contenido que estás consumiendo. ¿Está lleno de drama y negatividad? ¿O positivo y esclarecedor? Lo más probable es que te encuentres con una gran cantidad de medios que son negativos o que inducen ansiedad. Debe ser más selectivo con su feed para consumir principalmente medios que sean más positivos.
  • Encuentre formas más saludables de socializar: El hecho de que existan las redes sociales no significa que sea la única forma de socializar. Habla con tus amigos de la escuela o con tus colegas. Prueba una nueva clase o pasatiempo para conocer gente. En otras palabras, encuentra formas de conocer gente en la vida real. Las conversaciones de la vida real suelen ser más satisfactorias, gratificantes y agradables que las que se dan en línea.
  • Llene su tiempo con otros pasatiempos: Otra forma de limitar el uso de las redes sociales es encontrar pasatiempos que no requieran tecnología. Comienza a leer libros o a escribir un diario. Pruebe una clase de costura o vaya de excursión. Haz algo que te saque de la cabeza y te aleje de tu teléfono. Descubrirá que estos pasatiempos son mucho más relajantes y pueden reducir sus síntomas de ansiedad.
  • Hable con un terapeuta: Si tiene dificultades para controlar su ansiedad, es posible que desee analizar el problema con un terapeuta. Pueden ayudarlo a determinar si otros factores están afectando su salud mental y brindarle numerosas opciones de tratamiento.

Línea de fondo

La ansiedad en las redes sociales es un problema generalizado que no se discute con frecuencia. Desafortunadamente, muchas plataformas están haciendo poco para abordar esto, por lo que puede seguir siendo un problema. Sin embargo, al crear límites saludables con las redes sociales y disfrutar de la vida fuera de Internet, puede aliviar sus síntomas y devolverle una sensación de calma y alegría a su vida.

Must Read

%d bloggers like this: